Novedades

09-09-2021

Mucormicosis

foto

Mucormicosis

mucor3

La pandemia por coronavirus despertó la preocupación mundial por la invasión por hongos que pueden ser mortales en los seres humanos. A partir de la gran cantidad de casos de COVID-19 en la India, se exacerbaron los casos del llamado popularmente “hongo negro”, causante de la mucormicosis.

En la Argentina, ya se confirmaron casos de mucormicosis en lo que va del año, y la mayoría de éstos tenía previamente un diagnóstico de la enfermedad COVID-19.

Los hongos Mucorales son hongos ambientales ubicuos con distribución global, se encuentran en el suelo, las plantas, el estiércol y las frutas en descomposición. Son apodados "hongos negros" en los medios de comunicación debido al tejido negro y necrótico que se ve en los pacientes infectados, no por el hongo en sí.

La mucormicosis generalmente es inofensiva para un huésped inmunocompetente, pero la infección puede ser mortal en pacientes con un sistema inmunológico deteriorado, como aquellos con neoplasias hematológicas o diabetes mal controlada, o en individuos que reciben esteroides u otros inmunosupresores. La inoculación cutánea traumática, también puede ser una vía de entrada del hongo.

La infección es angioinvasiva, de rápido desarrollo, siendo las manifestaciones rinoorbitarias, cerebral y pulmonar las formas más comunes de enfermedad.

Aunque prevalece en todo el mundo, la mucormicosis es mucho más común en India: incluso antes de la pandemia por COVID-19, la incidencia era hasta 70 veces mayor que el promedio mundial.

mucor2

La razón del fuerte aumento de casos en la India no está del todo clara; sin embargo, es probable que se deba a una combinación de factores que incluyen: el uso generalizado (y mal uso) de esteroides, diabetes mal controlada, desenmascarada o agravada por el propio COVID-19; y, posiblemente, daño de las mucosas por el virus.

Las hipótesis adicionales que necesitan investigación incluyen factores relacionados con el huésped, el patógeno (mayor prevalencia y virulencia de las cepas de Mucorales en India), o el antecedente de infección por SARS-CoV-2 (con un mayor riesgo impuesto por variantes que predominan en India, es decir, la variante Delta).

La mortalidad es inaceptablemente alta, alcanzando el 80% en algunos casos.

Desde el año pasado, la notificación de los casos del “hongo negro” pasó a ser obligatoria en la Argentina.

Diagnóstico

El diagnóstico rápido es crucial, porque el inicio del tratamiento es crítico en el tiempo debido a la rápida progresión de la infección.

La presencia de una mucormicosis se confirma a través de estudios de laboratorio, basados en metodologías microscópicas, histología y cultivo de tejidos.

No existe una prueba serológica o un biomarcador sérico disponible para permitir un diagnóstico precoz. Los métodos moleculares están en desarrollo.

Incluso después de que se hace un diagnóstico, el manejo es un desafío. El desbridamiento quirúrgico del tejido infectado y necrótico es esencial para darle al paciente alguna posibilidad de supervivencia.