Novedades

08-03-2021

Fluoruro , cerebro y sueño

foto

Fluoruro , cerebro y  sueño.

 f1a

  • Más de 400 estudios en animales y humanos demuestran que el fluoruro es una sustancia neurotóxica, que ha manifestado ser perjudicial para millones de mujeres embarazadas y niños
  • Un aumento de 1 mg por día en el fluoruro que una madre obtiene del agua potable, puede reducir el coeficiente intelectual (CI) de su hijo en 3.7 puntos
  • Los bebés alimentados con fórmula y agua fluorada muestran un menor coeficiente intelectual que los bebés que consumen leche materna o fórmula con agua pura. Aumentar el consumo de fluoruro a 0.5 mg/L resulta en una reducción de 4.4 puntos en el CI entre los 3 y 4 años de edad
  • Según una revisión del año 2019, el fluoruro reacciona de manera sinérgica con el aluminio, el cual se encuentra comúnmente en las vacunas infantiles, lo que refuerza y aumenta los síntomas patológicos del trastorno del espectro autista (TEA)
  • El fluoruro puede tener un impacto adverso en la calidad del sueño debido a que se acumula en la glándula pineal e inhibe la producción de melatonina

 

Aunque se ha eliminado la fluoración del agua en muchas partes del mundo, incluyendo a la mayor parte de Europa occidental, en muchas partes de los Estados Unidos se continúa añadiendo ácido fluorosilícico (también conocido como ácido hidrofluorosilícico) a los suministros de agua municipales.

 

Tal como se explica en el libro titulado The Fluoride Deception de Christopher Bryson, la floración del agua como medida de salud pública (aparentemente para mejorar la salud dental) fue inventada como una forma de deshacerse de los desechos tóxicos industriales.

 f1b

Engañaron a los políticos con una ciencia fraudulenta, al hacerles creer que los humanos logran filtrar este veneno a través del cuerpo, mientras que el resto simplemente se elimina por el desagüe.

 

Desde el inicio de la fluoración del agua en 1945, los proveedores de ácido fluorosilícico han estado ganando cientos de millones de dólares al año al vender los desechos industriales como aditivos en lugar de pagar por la eliminación de dichos desechos.

 

Para conocer la historia de la fluoración del agua, consulte el artículo "Toxic Treatment: Fluoride's Transformation from Industrial Waste to Public Health Miracle" en la edición de marzo del 2018 de Origins, la cual es una publicación conjunta de los departamentos de historia de la Universidad Estatal de Ohio y la Universidad de Miami.

 

Tal como se señala en el artículo "Toxic Treatment":

"Sin los desechos tóxicos de la industria del fosfato, la fluoración del agua sería demasiado costosa. Y sin dicha fluoración, la industria se vería atrapada con un problema de eliminación de residuos".

 

El fluoruro es un disruptor endocrino neurotóxico

 f1d

El fluoruro no cumple con una función biológica esencial, sino que actúa como un disruptor endocrino. Su exposición se ha relacionado con la enfermedad tiroidea , que a su vez puede contribuir a la obesidad, enfermedad cardiaca,  depresión y otros problemas de salud.

 

Lo que resulta más inquietante es que el fluoruro ha sido identificado como una neurotoxina que afecta la memoria a corto plazo y la memoria de trabajo, además contribuye a mayores tasas de trastorno por deficit de atención e hiperactividad ( TDAH) y a un menor coeficiente intelectual en los niños.

 

En total existen más de 400 estudios en animales y humanos que demuestran que el fluoruro es una sustancia neurotóxica.

 

Estudio confirma que el fluoruro reduce el coeficiente intelectual

 

Uno de los estudios más recientes que resaltó estos peligros, fue un estudio financiado por el gobierno de los Estados Unidos y Canadá publicado en JAMA Pediatrics el 19 de agosto del 2019, el cual descubrió que el consumo de agua fluorada durante el embarazo reduce el coeficiente intelectual de los niños.

 

La investigación dirigida por un equipo canadiense de investigadores de la Universidad de York en Ontario, analizó a 512 madres e hijos que residen en seis ciudades diferentes de Canadá. Se midieron los niveles de fluoruro a través de muestras de orina recolectadas durante el embarazo.

También estimaron el consumo de fluoruro en función del nivel de fluoruro disponible en el suministro de agua local y la cantidad de agua y de té que consumía cada mujer. Se evaluó el coeficiente intelectual de los niños entre los 3 y 4 años de edad. 

 

Según lo informado por la Fluoride Action Network (FAN, por sus siglas en inglés):

"Encontraron que un aumento de 1 mg por litro de fluoruro en la orina se relacionó con 4.5 puntos menos en el coeficiente intelectual entre los niños, pero no entre las niñas.

 

Al examinar el consumo de líquidos para medir la exposición al fluoruro, encontraron un menor coeficiente intelectual tanto en los niños como en las niñas, ya que el incremento de 1 mg más al día se relacionó con un déficit de 3.7 puntos en el coeficiente intelectual en ambos sexos".

 f1c

Los resultados fueron tan controvertidos que se tuvo que llevar a cabo una revisión adicional antes de su publicación, lo que lo convirtió en uno de los estudios más importantes hasta la fecha.

 

Su importancia también se demuestra porque va acompañada de una nota del editor que explica la decisión de publicar el estudio, así como un podcast de los editores principales de JAMA Pediatrics y JAMA Network Open, en donde discuten el estudio.

 

El Dr. David Bellinger, famoso experto en neurotoxicidad, también señala que "es necesario considerar seriamente la hipótesis de que el fluoruro es tóxico para el desarrollo neurológico". Pocos estudios reciben estas evaluaciones adicionales.

 

El fluoruro en la fórmula infantil reduce el coeficiente intelectual

 

En octubre del 2019, un estudio canadiense concluyó que los bebés alimentados con fórmula y agua fluorada tienen un menor coeficiente intelectual que los bebés que consumían leche materna o fórmula con agua pura. Según explican los autores:

"Los bebes que consumen fórmula infantil y agua fluorada pueden obtener cantidades excesivas de flúor.

 

Examinamos la relación entre la concentración de fluoruro en el agua y el coeficiente intelectual (CI) entre los niños en edad de preescolar, que vivían en ciudades canadienses donde agregaban fluoruro y en otras que no, además de si consumieron fórmula o leche materna durante los primeros seis meses de vida".

 

Los resultados revelaron que un aumento de 0.5 miligramos de fluoruro por litro (mg/L), que corresponde a una reducción de 4.4 puntos del CI entre los 3 y 4 años de edad, hizo la diferencia entre las regiones fluoradas y no fluoradas.

 

Como era de esperarse, los investigadores recomiendan evitar la mezcla de agua fluorada con fórmula infantil. Esto es crucial, ya que el uso de agua fluorada para preparar la fórmula infantil también puede aumentar drásticamente el riesgo de que los niños desarrollen el trastorno del espectro autista (TEA), especialmente si se utilizan vacunas que contienen aluminio durante la infancia.

 

La exposición al flúor afecta los patrones de sueño

 

Otra investigación reciente sobre el fluoruro ha descubierto que puede tener un impacto adverso en la calidad del sueño. El estudio publicado en la revista Environmental Health en el año 2019, encontró que la exposición crónica a niveles bajos de fluoruro alteró los patrones de sueño entre los adolescentes de 16 a 19 años de edad.

 

La hipótesis explica que el fluoruro es conocido por acumularse en la glándula pineal, lo que podría inhibir o alterar la producción de melatonina, que es la hormona que regula el sueño y la vigilia.

 

El estudio utilizó datos de la Encuesta Nacional de Exámenes de Salud y Nutrición para el periodo 2015-2016, que incluyó las mediciones de fluoruro de plasma y fluoruro de agua. Ninguna de las personas en el estudio recibió medicamentos recetados para los trastornos del sueño.

 

Cada aumento de 0.52 mg/L de fluoruro de agua se relacionó con una probabilidad 197 % mayor de síntomas sugestivos de apnea del sueño, así como acostarse 24 minutos más tarde y despertarse 26 minutos más tarde. Según los autores del estudio:

"La exposición al fluoruro puede contribuir a los cambios en la regulación del ciclo del sueño y en el comportamiento del sueño entre los adolescentes en los Estados Unidos.

 

El exceso de fluoruro en la hidroxiapatita de la glándula pineal (en la exposición crónica) apunta a un mecanismo plausible por el cual el fluoruro puede influir en los patrones de sueño. En los adultos, se ha demostrado que el fluoruro en la glándula pineal se relaciona fuertemente con el grado de calcificación de la misma.

 f1e

Resulta curioso que una mayor calcificación pineal entre adolescentes y adultos se relaciona con una menor producción de melatonina, así como un menor porcentaje de sueño REM, un menor periodo de sueño, un sueño de menor calidad, mayores alteraciones del sueño y mayor cansancio durante el día.

 

Aunque no existen estudios en humanos sobre la exposición al fluoruro y la producción de melatonina o los comportamientos del sueño, los resultados de una disertación doctoral demostraron que los gerbilinos con una alimentación alta en fluoruro mostraban una menor producción nocturna de melatonina que aquellos que consumían una alimentación baja en fluoruro.

 

Además, mostraron una producción de melatonina menor a lo normal para su etapa de desarrollo.

Es posible que el exceso de flúor pueda contribuir a una mayor calcificación de la glándula pineal y a una menor producción de melatonina durante la noche, lo que contribuye a alteraciones del sueño. Se necesita una mayor investigación en animales y humanos para explorar esta hipótesis".

 

Purificar el agua para evitar el fluoruro

 

El agua es la única sustancia vitalicia. El agua pura es difícil de encontrar, ya que la contaminación del agua, así como el tratamiento inadecuado y la adición de fluoruro causan que la mayoría de los suministros municipales no sean confiables.

 

Para garantizar la pureza, es necesario filtrar el agua del grifo. Para mayor información sobre cómo seleccionar el mejor sistema de filtrado para su hogar, consulte mi artículo anterior “ Filtre apropiadamente su agua”.

 

Filtrar el agua es realmente importante si el agua de su hogar está fluorada, especialmente si padece alguna enfermedad crónica (especialmente la enfermedad de la tiroides), tiene hijos pequeños o utiliza el agua del grifo para preparar la fórmula infantil.

 

Considere que el fluoruro es muy difícil de eliminar del agua una vez que es añadido. Al adquirir un sistema de filtrado, es necesario que esté calificado para filtrar el fluoruro.

 

Según la Asociación de Calidad del Agua, los filtros capaces de eliminar el fluoruro incluyen los siguientes: ósmosis inversa, desionizadores y medios de adsorción de alúmina activada, como los filtros Berkey. El destilado, aunque no es una forma de filtrado, también eliminará el fluoruro. Los filtros de carbón como el PUR y el Brita no filtran el fluoruro, ni tampoco los ablandadores de agua.