Novedades

30-01-2021

Exceso de hierro, mitocondrias y la salud

foto

Exceso de hierro, mitocondrias y la salud

 Fe1

El hierro es un elemento vital, ya que transfiere oxígeno a los tejidos. La hemoglobina, que es la proteína en los glóbulos rojos, contiene hierro en el núcleo, el cual se une al oxígeno para suministrarlo a los tejidos

Sin la oxigenación adecuada, las células comienzan a morir rápidamente. Sin embargo, el exceso de hierro también puede causar problemas graves al fomentar la oxidación y el daño tisular

Los problemas de salud comunes relacionados con niveles elevados de hierro incluyen, entre otros: cirrosis, cáncer, hepatitis C, artritis gotosa, arritmia, enfermedad cardiovascular, diabetes tipo 2, Alzheimer

Investigaciones recientes demuestran que el exceso de hierro daña la función mitocondrial y afecta la función cardíaca al inducir la muerte de las células musculares en el corazón

Es posible determinar los niveles de hierro con una prueba de ferritina sérica. Creo que esta es una de las pruebas más importantes que todos deberían realizarse de manera regular como parte de un examen preventivo y proactivo

El hierro es un elemento vital, ya que es esencial transferir oxígeno a los tejidos. La hemoglobina, que es la proteína en los glóbulos rojos que contiene hierro en el núcleo, se une al oxígeno para suministrarlo a los tejidos. 

Fe2

Sin la oxigenación adecuada, las células comienzan a morir rápidamente.

El hierro también es un componente importante de varias proteínas y enzimas, y está involucrado en la producción de energía, la función inmunológica, el metabolismo y la función endocrina. Por estas razones, la anemia causada por los bajos niveles de hierro puede causar problemas de salud significativos.

Debido a que el cuerpo tiene una capacidad limitada para excretar hierro, es posible que se acumule fácilmente en los órganos como el hígado, el corazón y el páncreas. 

Esto es peligroso debido a que es un oxidante potente que puede dañar los tejidos y contribuir a una variedad de problemas de salud, que incluyen los siguientes:

 

Cirrosis

Cáncer, incluyendo cáncer de intestino, hígado y pulmón: Los niveles elevados de ferritina se relaciona con un riesgo 2.9 veces mayor de muerte por cáncer y se ha demostrado que los donantes de sangre tienen una menor probabilidad de desarrollar ciertos tipos de cáncer que los no donantes

Hepatitis C: Como se señaló en un documento del 2007, incluso "el aumento leve o moderado de las reservas de hierro parece tener una relevancia significativa" en esta y otras afecciones

Artritis de Gota

Arritmia cardíaca

Enfermedad cardiovascular

Diabetes tipo 2 y síndrome metabólico: Los niveles elevados de ferritina se han relacionado con el metabolismo disfuncional de la glucosa, lo que quintuplica el riesgo de diabetes en hombres y lo cuadriplica en las mujeres, una magnitud similar a la de la obesidad.

Los niveles elevados de ferritina duplican el riesgo de síndrome metabólico, que es una afección relacionada con un mayor riesgo de presión arterial alta, enfermedad hepática y enfermedad cardíaca

Enfermedad de Alzheimer

El exceso de hierro deteriora la función mitocondrial

Fe3

El hierro causa un daño significativo al catalizar una reacción dentro de la membrana mitocondrial. Cuando el hierro reacciona con el peróxido de hidrógeno, se forman radicales libres de hidroxilo.

Estos se encuentran entre los radicales libres más dañinos conocidos, ya que causan disfunción mitocondrial severa, que a su vez es el factor más importante de la mayoría de las enfermedades degenerativas crónicas. Los radicales libres de hidroxilo son un estrés oxidativo que también daña las membranas celulares, las células madre, las proteínas y el ADN.

Asimismo, la investigación reciente demuestra que el exceso de hierro también promueve la apoptosis y la ferroptosis en los cardiomiocitos. 

La apoptosis es la muerte celular programada de las células enfermas y desgastadas, y como su nombre lo indica, la ferroptosis se refiere a la muerte celular que depende y está regulada por el hierro.

Los cardiomiocitos son células musculares en el corazón que generan y controlan las contracciones rítmicas, lo que permite mantener un ritmo saludable. 

En resumen, el exceso de hierro tiene la capacidad de afectar la función cardíaca al inducir anormalidades mitocondriales y la muerte de las células musculares en el corazón.

 

Relación entre el exceso de hierro y la enfermedad de Alzheimer

Además de aumentar el riesgo de problemas relacionados con el corazón, el exceso de hierro también es un factor de riesgo de la enfermedad de Alzheimer, cuya prevalencia ha aumentado dramáticamente en las últimas décadas.

Según una investigación publicada en el 2018, la acumulación de hierro, que aumenta el estrés oxidativo y tiene un tipo de "efecto de oxidación" en el cerebro, es común en la mayoría de las personas con Alzheimer. Los autores señalaron lo siguiente:

"En presencia de las características patológicas de [la enfermedad de Alzheimer], el hierro se acumula dentro y alrededor de las placas beta amiloides y los ovillos neurofibrilares, principalmente como ferrihidrita dentro de la ferritina, la hemosiderina y la magnetita.

Se ha propuesto que la localización de hierro con beta amiloidea constituye una fuente importante de toxicidad. De hecho, se ha demostrado que el beta amiloide convierte el hierro férrico en hierro ferroso, que puede actuar como un catalizador para que la reacción de Fenton genere radicales libres tóxicos, lo que a su vez genera estrés oxidativo".

Otra investigación sugiere que el exceso de hierro en el líquido cefalorraquídeo está fuertemente relacionado con la presencia del alelo de riesgo del Alzheimer APOE-e4, mientras que el exceso de hierro en el cerebro puede ser el mecanismo que causa que el APOE-e4 sea un factor de riesgo genético importante para la enfermedad.

Hasta ahora, el enfoque principal ha sido eliminar las proteínas amiloides pero, aunque parece lógico, dichos intentos no han sido muy exitosos.

Los investigadores sugieren que eliminar el exceso de hierro puede ser la manera más efectiva de reducir el daño y retrasar o prevenir el proceso de la enfermedad de Alzheimer. 

La mala regulación del hierro es sorprendentemente común

Es muy sencillo presentar un exceso de hierro, ya que se añade a la mayoría de las multivitaminas. 

Muchos alimentos procesados también están fortificados con hierro.

Dos porciones de cereal pueden ofrecer hasta 44 miligramos (mg) de hierro en algunos casos, lo que lo acerca al límite superior de tolerancia de 45 mg para adultos, y muy por encima de la cantidad diaria recomendada, que es de 8 mg para hombres y 18 mg para mujeres premenopáusicas (cuando aún se presenta la menstruación).

Uno de los mayores factores de riesgo es desarrollar una afección conocida como hemocromatosis, que es una de las enfermedades genéticas más prevalentes en los Estados Unidos, que altera la regulación de hierro en el cuerpo y hace que absorba cantidades más elevadas de lo normal.

Se cree que la mutación del gen C282Y es la responsable de la mayoría de los casos de hemocromatosis. 

Se necesitan dos copias heredadas de la mutación (una de la madre y otra del padre) para desarrollar la enfermedad (e incluso entonces, solo algunas personas se enferman).

Se cree que más del 30 % de las personas en los Estados Unidos, tienen dos copias de este gen defectuoso y, según un estudio, se estima que entre el 40 % y el 70 % de las personas con dos genes C282Y desarrollarán evidencia clínica de exceso de hierro.

Una persona no se puede enfermar con solo una copia, pero aún absorberá un poco más de hierro que el resto de la población, lo que lo expondrá a un mayor riesgo de cantidades excesivas y complicaciones.

 

Factores comunes que aumentan el riesgo

 

Prácticamente todos los hombres adultos y las mujeres posmenopáusicas también corren el riesgo de presentar niveles excesivos de hierro, debido a que no pierden sangre de forma regular. 

La pérdida de sangre es la forma principal de reducir el exceso de hierro, ya que el cuerpo no tiene mecanismos de excreción activos. Otros posibles contribuyentes incluyen los siguientes:

 

  • Cocinar en ollas o sartenes de hierro: Cocinar alimentos ácidos en este tipo de ollas o sartenes elevará la absorción de hierro.
  • Consumir productos procesados como cereales y panes blancos fortificados con hierro: El hierro en estos productos es hierro inorgánico, que no es muy diferente del óxido, y es mucho más peligroso que el hierro que se encuentra en la carne.
  • Consumir agua con un alto contenido de hierro: La clave es tener algún tipo de precipitador de hierro o un filtro de ósmosis inversa.
  • El consumo de múltiples vitaminas y suplementos minerales, ya que ambos contienen hierro.
  • El consumo regular de alcohol, ya que esto aumentará la absorción de hierro en la alimentación.

Cómo tratar el exceso de hierro

Fe4

Es muy sencillo verificar los niveles de hierro y es posible hacerlo con un simple análisis de sangre conocido como prueba de ferritina sérica. 

Creo que esta es una de las pruebas más importantes que todos deberían realizarse de forma regular como parte de un examen preventivo y proactivo de salud.

La prueba mide la molécula que transporta el hierro, que es una proteína que se encuentra dentro de las células conocida como ferritina, la cual almacena el hierro. 

Si los niveles de ferritina son bajos, significa que los niveles de hierro también son menores.

El rango saludable de ferritina sérica se encuentra entre 20 y 300 nanogramos por mililitro (ng/ml)

Un nivel menor a 20 ng/ml es un fuerte indicador de que existe una deficiencia de hierro, mientras que más de 300 ng/ml sugiere que existe un exceso de hierro. El rango ideal es entre 40 y 60 ng/ml.

Los niveles que superan los 300 ng/ml son particularmente tóxicos y eventualmente causarán daños graves.

Donar sangre dos o tres veces al año es el remedio más seguro, efectivo y económico cuando se tiene hemocromatosis, o si el análisis de sangre de ferritina revela niveles elevados de hierro. 

Si presenta un exceso, es posible que deba realizar más flebotomías regulares.

Si, por alguna razón, el centro de donación de sangre no puede aceptar su donación de sangre, es posible obtener una receta para la flebotomía terapéutica. 

Al mismo tiempo, también se recomienda evitar el consumo de cantidades excesivas de hierro en forma de suplementos, en el agua potable, en los utensilios de cocina o en los alimentos procesados.

También es posible limitar la absorción de hierro al no consumir alimentos ricos en hierro junto con alimentos o bebidas ricos en vitamina C, ya que la vitamina C aumenta la absorción de hierro. 

De ser necesario, también es posible consumir un suplemento de curcumina. La curcumina actúa como un potente quelante de hierro y puede ser un complemento útil si existe un exceso de hierro.

 

También se aconseja tomar una prueba de GGT para descartar toxicidad por hierro

 F5

Además de una prueba de ferritina sérica, también se puede utilizar una prueba de gamma glutamil transpeptidasa , (GGT, por sus siglas en inglés) como un marcador de exceso de hierro y es un gran indicador de riesgo de muerte súbita cardíaca, resistencia a la insulina, enfermedad cardiometabólica y enfermedad renal crónica.

En los últimos años, los científicos han descubierto que el GGT es altamente interactivo con el hierro. 

Los menores niveles de GGT tienden a contrarrestar los niveles elevados de ferritina, por lo que, si existen niveles bajos de GGT, existe una protección incluso si los niveles de ferritina son un poco más elevados de lo normal.

Cuando ambas son elevadas, existe un riesgo significativamente mayor de problemas de salud crónicos y muerte prematura, porque entonces existe una combinación de hierro (que es altamente tóxico) y el almacenamiento para mantener dicha toxicidad. 

Dicho esto, incluso si existen niveles bajos de ferritina, tener niveles elevados de GGT es motivo de preocupación y es necesario tratarse.

Por esta razón, es recomendable hacerse una prueba de GGT además de una prueba de ferritina en suero para descartar toxicidad por hierro. 

El nivel ideal de GGT es inferior a 10 unidades por litro (U/L) .Cuando excede 71 U/L , el riesgo de enfermedad crónica aumenta significativamente.

Para reducir los niveles de GGT, es necesario implementar estrategias para aumentar el glutatión, que es un potente antioxidante producido en el cuerpo, ya que el GGT está inversamente relacionado con el glutatión.

A medida que aumentan los niveles de GGT, el glutatión disminuye. 

De hecho, esto es parte de la ecuación que explica cómo los niveles de GGT perjudican la salud. Al elevar los niveles de glutatión, disminuyen los niveles de GGT.

El aminoácido cisteína, el cual se encuentra en la proteína de suero, las aves y los huevos, juega un papel importante en la producción de glutatión en el cuerpo. 

La carne roja, que no contiene cisteína, tenderá a aumentar los niveles de GGT, al igual que el alcohol, por lo que se deben evitar ambos.

Ciertos medicamentos también pueden aumentar su GGT. Si este es el caso, consulte a su médico para determinar si es posible suspender el medicamento o cambiarlo.

La desintoxicación general es otro componente importante si los niveles de GGT son elevados, ya que el trabajo del hígado es eliminar las toxinas del cuerpo. El hecho de que los niveles de GGT sea elevados significa que el hígado está bajo estrés.

 

La prueba anual de ferritina es una prueba importante

Para los adultos, se recomienda realizarse una prueba de ferritina sérica cada año para confirmar que los niveles son normales. 

Cuando se trata de un exceso de hierro, puede ser tan peligroso como la deficiencia de vit.D , mientras que controlar el estado de hierro es mucho más importante que el colesterol.

Aunque puede ser útil un panel de hierro completo que verifica el nivel de hierro sérico, así como la capacidad de unión y la ferritina, únicamente se necesita la prueba de ferritina y la prueba de GGT.