Novedades

20-07-2020

Todo lo que necesita saber sobre la dosis de vitamina C

foto

Todo lo que necesita saber sobre la dosis de vitamina C

avita

La vitamina C estimula el sistema inmunológico, disminuye el deterioro cognitivo, mejora la función cardiovascular, reduce el estrés oxidativo, mineraliza los huesos y podría ser tóxica para las células cancerosas

En el caso de los adultos, la CDR de vitamina C es de 90 mg al día para hombres y 75 mg para mujeres, sin embargo, según un video de James DiNicolantonio, PharmD la dosis debería ser mayor

En los estudios, calcularon la saturación de vitamina C sobre la base de la excreción, lo que hizo que concluyeran de forma incorrecta que las dosis altas no son efectivas

Las dosis óptimas de vitamina C pueden ser de hasta 1 250 mg dos veces al día; incluso tomar 2.5 gramos al día no produce saturación completa y proporciona beneficios

Se ha demostrado que la vitamina C mata las células de linfoma y ayuda a combatir el cáncer de próstata, pancreático, hepatocelular, colon, mesotelioma y neuroblastoma

Los humanos no pueden sintetizar la vitamina C, también conocida como ácido ascórbico (AA), De acuerdo con una investigación publicada en 2010, la vitamina C tiene muchos beneficios probados, tales como estimular el sistema inmunológico, disminuir el deterioro cognitivo, mejorar la función cardiovascular, reducir el estrés oxidativo para mineralizar los huesos, reducir la incidencia de cataratas y actuar como un pro-oxidante que puede ser tóxico para las células cancerosas.

Sin embargo, identificar la dosis óptima de vitamina C para obtener todos estos beneficios ha sido un proceso lento. Se ha visto obstaculizado por la falta de datos válidos, metodologías erróneas que producen conclusiones incorrectas, incluso también por la política y luchas internas.

Hace poco, James DiNicolantonio, un científico de investigación cardiovascular con doctorado en farmacia, explicó las formas en que se puede determinar la dosis óptima de vitamina C y reveló que los cálculos originales han producido dosis bajas y erróneas.

avitb

 

Otro vistazo a la investigación original sobre vitamina C

Se sabe que la vitamina C se identificó por primera vez como una cura para el escorbuto, una enfermedad caracterizada por hematomas y sangrado que durante los siglos 16 y 17, mató a más marineros que todas las demás causas juntas, incluyendo las batallas, tormentas y otras enfermedades. La vitamina C se relacionó tanto con este beneficio que su nombre "ácido ascórbico" significa "antiescorbútico", en donde escorbútico que se refiere al escorbuto.

Linus Pauling, químico, bioquímico e ingeniero químico estadounidense que recibió el Premio Nobel de Química en 1954, fue uno de los primeros promotores de la vitamina C para tratar muchos problemas de salud como enfermedades cardiovasculares, cáncer, influenza, infecciones y degeneración relacionada con la edad.

Pauling también afirmaba que el estrés ambiental y otros factores como la enfermedad molecular y la individualidad bioquímica podrían aumentar significativamente la necesidad de vitamina C y otros nutrientes, incluso por encima de la cantidad diaria recomendada (CDR). Por desgracia, durante muchos años, la medicina convencional ignoró, debatió e incluso se burló de la investigación y de los hallazgos de Pauling.

Por ejemplo, en un 1976 Pauling y el Dr. Ewan Cameron, un cirujano escocés, realizaron un estudio que incluyó a 100 pacientes con cáncer terminal, en el cual los pacientes tratados con vitamina C tuvieron una mejor calidad de vida y aumentaron cuatro veces su tiempo promedio de supervivencia.

Los ensayos clínicos aleatorios y doble ciego realizados posteriormente por la Clínica Mayo y publicados en dos artículos en The New England Journal of Medicine no mostraron efectos positivos y desacreditaron los ensayos de Pauling y Cameron. Según el Instituto Nacional del Cáncer:

"Entonces, ¿por qué los ensayos de Pauling y la Clínica Mayo tuvieron resultados diferentes? Hay al menos dos diferencias cruciales. Primero, en los ensayos de la Clínica Mayo, cuando el paciente desarrolló signos de progresión tumoral, lo que hicieron fue interrumpir abruptamente la administración de ácido ascórbico y sustituirla por quimioterapia tradicional.

Por lo tanto, en los ensayos de la Clínica Mayo, el promedio de tiempo de tratamiento con vitamina C fue de solo 2.5 meses, mientras que los ensayos de Pauling y Cameron trataron a los pacientes durante todo el período de estudio o hasta 12 años.

La segunda diferencia fue que en los ensayos de la Clínica Mayo administraron diariamente 10 g de ácido ascórbico solo por vía oral, mientras que los ensayos de Cameron y Pauling, la vitamina C se administró tanto por vía oral como por vía intravenosa. Este segundo punto relacionado con las vías de administración hizo toda la diferencia".

avitc

El tratamiento con vitamina C oral o intravenosa, produce diferentes resultados

La investigación realizada por el Dr. Mark Levine y sus colegas y citada en el video de DiNicolantonio estableció una clara diferencia en los niveles de saturación entre la administración oral e intravenosa de vitamina C, lo que probablemente explica las diferencias entre los resultados de los ensayos. Según el Instituto Nacional del Cáncer:

"Las dosis orales de vitamina C utilizadas en los estudios de la Clínica Mayo habrían producido una concentración plasmática máxima de menos de 200 μM (micromolares). A diferencia de la misma dosis, pero administrada por vía intravenosa, como la utilizada en los estudios de Pauling, que produjo concentraciones plasmáticas máximas de casi 6 mM, que es 25 veces mayor.

Cuando se administra por vía oral, la concentración de vitamina C en el plasma humano se ve afectada por múltiples mecanismos que actúan en conjunto: absorción intestinal, acumulación de tejido, reabsorción y excreción renal, e incluso la tasa de utilización".

Según el Instituto, la administración de vitamina C por vía intravenosa evita estos controles estrictos y se pueden alcanzar concentraciones plasmáticas de vitamina C significativamente mayores:

"Dado a que en los estudios de la Clínica Mayo, los pacientes con cáncer solo fueron tratados con vitamina C por vía oral, los estudios no refutan la eficacia de las altas dosis de vitamina C como tratamiento contra el cáncer".

De acuerdo con el Instituto, prácticamente todos los tratamientos con dosis altas de vitamina C, ya sea que se usen como monoterapia o en combinación con medicamentos contra el cáncer, muestran una mejor calidad de vida, menos dolor y protección de los tejidos normales.

avitd

La saturación de vitamina C ha sido malinterpretada

Según DiNicolantonio, los niveles óptimos de vitamina C han sido malinterpretados. Cuando una dosis de vitamina C no aumenta significativamente los niveles en sangre, los investigadores afirman que se produce una saturación y que no era necesario administrar dosis más altas, ya que sería redundante.

Según el vídeo, el problema era que los investigadores no se dieron cuenta de que parte de la vitamina C también se elimina del cuerpo, al igual que la sal y el agua, no significaba que no se estuviera absorbiendo más vitamina C.

Además, algunos investigadores han usado glóbulos blancos para determinar cuánta vitamina C se ha absorbido, a pesar de que los glóbulos blancos pueden registrar niveles elevados de nutrientes cuando los suministros en otras partes del cuerpo son bajos, según Medical News Today.

Debido a la inexactitud de las dosis recomendadas por la mala lectura de los niveles, DiNicolantonio está de acuerdo con Levine y sus colegas en que la cantidad diaria recomendada de vitamina C debería ser mayor a la establecida. En el caso de los adultos, la CDR de vitamina C es de 90 miligramos (mg) al día para hombres y 75 mg para mujeres no lactantes.

Levine y su grupo comentan los resultados de un ensayo sobre la vitamina C en la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences:

"La parte pronunciada de la curva se dio con una dosis diaria de entre 30 y 100 mg, la CDR actual de 60 mg (en el momento en el que se escribió el artículo) estaba en el tercio inferior de la curva, la primera dosis más allá de la porción sigmoidea de la curva era de 200 mg diarios, y la saturación plasmática completa se produjo a los 1000 mg diarios …

La biodisponibilidad se alcanzó con una dosis única de 200 mg de vitamina C. Con una dosis de 100 mg, se logró que seis de siete voluntarios no excretaran la vitamina C a través de la orina. A dosis únicas de 500 mg o mayores, la biodisponibilidad disminuyó y la cantidad absorbida se excretó … Según estos datos, la CDR de 60 mg debería aumentarse a 200 mg".

avite

El requerimiento de vitamina C podrían ser de hasta 2.5 gramos al día

En su vídeo, al referirse a otras investigaciones sobre la vitamina C, DiNicolantonio dice que cree que la dosis óptima podría ser incluso mayor a 200 mg diarios. La investigación demuestra que existe una enorme brecha entre la cantidad de vitamina C consumida y los niveles en la sangre que se alcanzan, y que las dosis divididas también son cruciales para lograr niveles óptimos.

Dice DiNicolantonio que, por ejemplo, para alcanzar 80 μM de vitamina C, debe tomar 1 250 mg dos veces al día y para alcanzar 250 μM de vitamina C, debe tomar 5 gramos al día. También señala que incluso tomar 2.5 gramos de vitamina C por día no produce niveles sanguíneos de vitamina C completamente saturados.

La investigación que cita DiNicolantonio en el vídeo respalda su postura de que, con el fin de obtener mayores beneficios, se debe aumentar la CDR de vitamina C. Un artículo publicado en The Journal of Alternative and Complementary Medicine señaló:

"Numerosos estudios han demostrado que consumir más vitamina C que la cantidad diaria recomendada mejora el sistema inmunológico y disminuye el riesgo de daño en el ADN. Tomar más de 400 mg de vitamina C al día puede mejorar la protección contra el estrés oxidativo, ciertos tipos de cáncer y enfermedades degenerativas y crónicas".

En un estudio de dosis altas de suplementos de vitamina C citados en el documento, se observaron mejoras en la fertilidad masculina:

"Un estudio reciente ha demostrado que la suplementación con vitamina C (1000 mg dos veces al día, durante un máximo de 2 meses) en hombres infértiles podría mejorar el conteo de espermatozoides, la motilidad de los espermatozoides y la morfología de los espermatozoides, además podría utilizarse como un suplemento adicional para mejorar la calidad del semen para embarazos exitosos".

Según los investigadores, hay otra buena razón para la suplementación de vitamina C. Las prácticas agrícolas contemporáneas, que dependen tanto de los transgenicos, los pesticidas, los herbicidas y el procesamiento intensivo de los alimentos, agotan los nutrientes y aumentan la mayor necesidad de vitamina C. Según el artículo:

"… la agricultura moderna reduce la calidad de los alimentos, lo que induce una pérdida considerable de micronutrientes, por lo que no es posible consumir suficiente vitamina C por medio de los alimentos".

La vitamina C ofrece muchos beneficios

La vitamina C ofrece muchos beneficios impresionantes para su sistema inmunológico y otros sistemas importantes en su cuerpo. Por eso es tan importante tomar la dosis correcta, porque los niveles subóptimos de vitamina C probablemente no lo ayudarán a obtener todos sus beneficios.

De acuerdo con The Journal of Alternative and Complementary Medicine, la vitamina C refuerza el sistema inmunológico al estimular la función leucocitaria, las actividades antimicrobicidas y de las células asesinas naturales, así como la proliferación de linfocitos. De acuerdo con esta revista, lo niveles elevados de vitamina C, también lo protegen:

"Contra el daño a los vasos sanguíneos y reduce significativamente las tasas de mortalidad en las personas de edad avanzada. De hecho, Fletcher y colaboradores señalaron que en comparación con los hombres que consumieron 50 mg de vitamina C al día, los hombres (edad media 80 años) con un consumo diario de 100 mg experimentaron una mayor reducción en su riesgo de mortalidad.

Además, los hombres con concentraciones bajas de ácido ascórbico en suero pueden tener un mayor riesgo de mortalidad. Cada vez más evidencia demuestra que la alta suplementación de vitamina C (entre 1 y 10 g más al día …) puede mejorar la resistencia y la recuperación de enfermedades infecciosas, degenerativas y ciertos tipos de cáncer …

También se ha descubierto que las dosis altas de ascorbato reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares, alargan la esperanza de vida de los pacientes con cáncer y la población en general. Además, la suplementación diaria con 1000 mg de ácido ascórbico produce una disminución significativa de los niveles de plomo en la sangre, que tanto afectan a la población general".

La investigación también señaló que el estrés oxidativo, que es las características de muchas enfermedades, puede aumentar su necesidad de vitamina C. Las poblaciones especiales también podrían requerir dosis más altas. Según la revista Health:

"La seguridad y el beneficio de los suplementos de vitamina C es muy importante, en especial para aquellos en zonas de guerra que están en riesgo de sufrir un trauma cerebral o que tienen mayor riesgo de enfermedad crónica y derrame cerebral".

La vitamina C ayuda a combatir el cáncer

Muchas evidencias científicas demuestran que las dosis altas de vitamina C son una herramienta esencial para combatir ciertos tipos de cáncer. Según el video de DiNicolantonio, uno de los grandes hallazgos es que la vitamina C liposomal puede producir niveles en sangre con una tasa de mortalidad del 50 % contra las células de linfoma in vitro.

La vitamina C ha demostrado su eficacia en las líneas celulares de próstata, páncreas, hepatocelular, colon, mesotelioma y neuroblastoma. De acuerdo con Stephenson Cancer Center:

"Se han realizado muchas investigaciones sobre los posibles mecanismos por los que el tratamiento con altas dosis de ácido ascórbico puede ejercer sus efectos sobre las células cancerosas. Varios estudios han demostrado que el efecto citotóxico directo in vitro del ácido ascórbico en varios tipos de células cancerosas está mediado por una reacción química que genera peróxido de hidrógeno.

Tratar las células de cáncer de colon con 2 a 3 mM de ácido ascórbico causó una regulación descendente de los factores de transcripción de la proteína (Sp), alteró el metabolismo del hierro y los genes regulados por Sp involucrados en la progresión del cáncer.

Un estudio sugirió que la activación de una vía autofagia producida por el ascorbato puede provocar muerte celular de cáncer de próstata mediada por el ascorbato … Otro estudio in vitro descubrió que el ácido ascórbico mató a las células de cáncer colorrectal con mutaciones KRAS o BRAF al inhibir la enzima gliceraldehído 3-fosfato deshidrogenasa".

Los beneficios de la vitamina C están siendo ignorados

Con todos estos beneficios, que van desde fortalecer el sistema inmunológico, combatir el cáncer, hasta mejorar la función cardiovascular, reducir el estrés oxidativo, mineralizar los huesos y disminuir el deterioro cognitivo, ¿por qué la vitamina C no forma parte de la medicina convencional?

La respuesta es que, dado que la vitamina C no es "patentable", a los fabricantes de medicamentos no les interesa aprovechar sus beneficios, ni invertir en ensayos clínicos porque no obtendrán grandes ganancias. Eso significa que los médicos y los profesionales de la salud suelen recibir más información sobre tratamientos costos y probablemente menos efectivos, a diferencia de la vitamina C que es económica y fácil de obtener.

Como lo señala DiNicolantonio en su vídeo, así como el público no conoce todos los beneficios de la vitamina C ,tampoco sabe cuáles son las dosis óptimas de vitamina C. Lo que queda claro es que la cantidad diaria recomendada de vitamina C deber ser mayor a la establecida.