Novedades

19-04-2020

No olvide lavarse las manos!

foto

No olvide lavarse las manos!

lm7

Con todo lo que estamos viviendo con el coronavirus COVID-19 y su rápida propagación por todo el mundo, las autoridades sanitarias están haciendo hincapié en la importancia de un buen lavado de manos frecuente. De hecho, el lavado de manos estratégico es una de las formas más simples, y efectivas de reducir la propagación del virus y el riesgo de enfermedad.

Lavarse las manos con mayor frecuencia durante la temporada de influenza y otros brotes pandémicos es una de las medidas de seguridad más importantes que puede tomar.

Tocarse la cara de forma constante es un vector para la autoinoculación y la transmisión de enfermedades infecciosas. La mayoría de las personas se tocan la cara un promedio de 23 veces por hora. Cada vez que toca su cara, corre el riesgo de introducir patógenos que causantes de enfermedades.

Un estudio que observó a 26 estudiantes demostró que estos se tocaron la cara un promedio de 23 veces por hora. De todos los toques faciales, el 44 % involucraba contacto con una membrana mucosa, mientras que el 56 % involucraba contacto con áreas no mucosas. De los contactos con membranas mucosas observados, el 36 % involucraba la boca, el 31 % involucraba la nariz, el 27 % involucraba los ojos y el 6 % era una combinación de estas regiones.

lm5

El mensaje es que tocarse la boca, la nariz y los ojos es un comportamiento común, y en gran parte inconsciente, por el que se propagan las enfermedades infecciosas. El remedio para este comportamiento es asegurarse de lavarse las manos de forma regular, en especial después de ciertas actividades, como:

  • Cada vez que visita un centro de atención médica: antes de ingresar a la habitación de un paciente y antes de salir de las instalaciones.
  • Antes de comer.
  • Después de ir al baño y después de cambiar un pañal.
  • Antes y después de cuidar a alguien que está enfermo o tratar una herida.
  • Cuando está en un centro público, ya que las probabilidades de contraer gérmenes en sus manos son infinitas a través de las perillas de las puertas, manijas de puertas y carros, mostradores, barandales, contenedores de seguridad de aeropuertos, etc.

Si cree que sus manos están limpias solo porque se ven y se sienten limpias, es momento de pensarlo dos veces. Los virus y las bacterias son microscópicos, y no hay ninguna manera de determinar si sus manos están libres de gérmenes.

Así mismo es de gran importancia saber cómo proceder con el lavado de manos y con qué productos realizarlo.

Contrario a lo que todos piensan, el jabón antibacterial NO es la mejor herramienta para matar los virus de sus manos que causan enfermedades. Al igual que los antibióticos, el jabón antibacterial solo afecta a las bacterias, no a los virus. Cuando se trata de virus, el jabón regular funciona mejor, el jabón mata de manera muy efectiva el SARS-CoV-2 y otros virus.

Esto se debe a que el virus es una “nanopartícula autoensamblada en la que el vínculo más débil es la bicapa lipídica (grasa)". El jabón disuelve esta membrana grasa, lo que hace que el virus se desintegre y se vuelva inofensivo. Ni siquiera el alcohol es tan efectivo para inactivar los virus, aunque puede ser más práctico para otro tipo de superficies.

lm1

 

Además de la desinfección de sus manos es importante recordar la desinfección del teléfono celular. Debemos recordar que los teléfonos celulares son otro vector importante de enfermedades infecciosas. Incluso si se lava las manos con frecuencia, tan pronto como toque su teléfono celular, las habrá contaminado nuevamente.

Evite las toallas y trapos de tela durante las pandemias

Las toallas de tela son la alternativa menos higiénica durante la temporada de influenza o las pandemias, ya que tienen el mayor riesgo de contaminación cruzada. La principal razón de que esto ocurra se debe a la humedad que retienen las toallas de tela, que sirve como un campo de cultivo perfecto para los gérmenes y a que pueden propagar fácilmente los virus de una superficie a otra.

lm2_1

Información básica sobre la mecánica del jabón

Una molécula de jabón es adecuada para mezclarse con aceite y agua, ya que comparte cualidades con cada uno. Son anfipáticas, lo que significa que tienen propiedades polares y no polares, y esto les da la capacidad de disolver la mayoría de otros tipos de moléculas.

Los anfifílicos (sustancias similares a la grasa) en el jabón son "estructuralmente muy similares a los lípidos en la membrana del virus", por lo que "las moléculas de jabón" compiten "con los lípidos en la membrana del virus". Además, la alcalinidad del jabón también crea una carga eléctrica que lo hace hidrofílico. Los átomos de hidrógeno en las moléculas de agua tienen una carga ligeramente positiva, así que cuando se humedece las manos y luego usa jabón, esta molécula se unirá fácilmente con la molécula de agua más cercana.

Por lo tanto, cuando se lava las manos con agua, el virus se elimina fácilmente ya que esta desintegrado.

Uso de desinfectantes a base de alcohol

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) recomiendan lavarse las manos con agua y jabón. Solo se recomienda el uso de gel antibacterial a base de alcohol cuando no hay jabón y agua al alcance.

Muchos estudios han encontrado que los desinfectantes con una concentración de alcohol entre 60 y 95 % son más efectivos para matar gérmenes que aquellos con una menor concentración de alcohol o desinfectantes para manos sin alcohol.

Cuando use desinfectante para manos, aplique el producto en la palma de una mano (lea la etiqueta para conocer la cantidad correcta) y frote el producto sobre las superficies de las manos hasta se sequen.

El problema con el etanol y otros alcoholes es que no pueden disolver la membrana lipídica que mantiene el virus unido. Esta es precisamente la razón por la que el agua y el jabón funcionan mejor.

También hay que tener en cuenta que el uso frecuente de productos a base de alcohol es perjudicial para su piel, ya que pueden causar resequedad. Esto podría empeorar las cosas, ya que la piel agrietada lo vuelve más susceptible a las infecciones, porque les da a los gérmenes una entrada perfecta a su cuerpo.

El concepto erróneo de que el jabón en barra alberga gérmenes

Otro error común es que el jabón líquido es más higiénico que el jabón en barra, debido a que muchas personas manipulan un solo jabón en barra.

Si bien estudios ocasionales han documentado bacterias ambientales en el jabón en barra, ningún estudio ha demostrado que el jabón en barra sea una fuente de infección.

En 1965 se publicó el primer estudio riguroso que analizó este tema donde los investigadores concluyeron que:

  • Los jabones en barra no fomentan el crecimiento de bacterias bajo sus condiciones de uso.
  • Los jabones en barra son inherentemente antibacterianos por su naturaleza físico-química.
  • El nivel de bacterias que pueden aparecer en el jabón en barra, incluso en condiciones de uso extremo no constituye un peligro para la salud.

20 años después, otro estudio confirmó estos hallazgos y además concluyeron que existe poco peligro en el lavado de manos de rutina con jabones en barra usados previamente y respaldan el uso frecuente de agua y jabón para lavarse las manos para prevenir la propagación de enfermedades.

Toalla de papel o secador de aire: ¿qué es mejor?

lm4

Muchos creen que es preferible utilizar un secador de aire, a usar una toalla de papel, cuando están en un baño público. Pero, por sorprendente que parezca, los secadores de aire realmente podrían propagar más gérmenes que las toallas de papel.

La mayoría de las investigaciones han demostrado que los secadores de aire caliente pueden aumentar el número de bacterias en las manos después del uso y que eso se debe a que:

  • Esparcen las bacterias que se encuentran en el interior del mecanismo del secador, al utilizar la máquina.
  • Recirculan el aire cargado con bacterias.
  • Liberan las bacterias que se encuentran en las capas más profundas de la piel cuando ambas manos son frotadas bajo la corriente de aire caliente.
  • Alguna combinación de las anteriores.

Desde el punto de vista de la higiene, las toallas de papel son superiores a las máquinas secadoras de aire eléctricas. Por eso se recomienda utilizar toallas de papel en lugares donde la higiene es primordial, como hospitales y clínicas. El inconveniente de las toallas de papel es el impacto ambiental que tienen.

Es importante recordar que el lavado de manos tanto en la vida cotidiana como en épocas de pandemia es fundamental para la desinfección de las mismas y evitar posibles autocontagios. Así como también el utilizar toallas de papel en lo posible o recambiar con frecuencia la de tela.

 lm6

American Journal of Infection Control-Pall Thordarson, jefe de química de la Universidad de Nueva Gales del Sur. Especialista en química y nanomedicina biomimética, supramolecular y biofísica.