Novedades

11-04-2020

Los Alimentos , pueden infectarnos de COVID-19

foto

Los Alimentos , pueden infectarnos de COVID-19

coccion1

Desde que comenzó el brote de COVID-19, se ha explicado y hecho hincapié en cómo limpiarse las manos de manera adecuada y cómo desinfectar las superficies de su hogar, pero ,qué pasa con los alimentos? , los alimentos pueden portar la enfermedad?

La evidencia científica sugiere que existen pocas razones para preocuparse, siempre y cuando se sigan los lineamientos de seguridad alimentaria aplicados de manera convencional en la rutina diaria.

“A diferencia de los virus gastrointestinales, que a menudo se transmiten a través de alimentos contaminados, el SARS-CoV-2 que causa COVID-19, es un virus que desarrolla enfermedades respiratorias.

Se desconoce por el momento si la exposición a este virus por medio de los alimentos es una vía de transmisión".

El 14 de marzo de corriente año en The Atlantic, el epidemiólogo Stephen Morse de la Universidad de Columbia señaló que "los alimentos cocidos no representan un factor de riesgo a menos que se contaminen después de cocinarlos", y eso es cierto incluso si la persona que los prepara se encuentra enferma, esto se debe a que el calor mata a la mayoría de los patógenos, incluyendo el coronavirus.

Como ya se sabe, el virus puede permanecer en distintas superficies, en cartón por ejemplo por 24 horas y en el acero inoxidable o el plástico por tres días, pero el riesgo de contraer COVID-19 al tocarse los ojos, la boca o la nariz después de tocar una superficie contaminada es mínimo, al menos mucho menor que la infección por las microgotas inhaladas suspendidas en el aire.

El contacto con superficies contaminadas no se considera que sea la manera en la que el virus se propaga. Casi no existe evidencia que indique que los alimentos son un factor de riesgo de causar esta enfermedad.

La evidencia sugiere que la transmisión se lleva a acabo de persona a persona.

coccion2

Es importante saber que las frutas y verduras crudas son seguras para comer, especialmente ahora. Están repletas de nutrientes y vitaminas esenciales que pueden ayudar a aumentar nuestros niveles de energía y el sistema inmunológico.

En estos tiempos una sugerencia para minimizar cualquier riesgo relacionado con contaminación a través de los alimentos, sería lavar y transferir estos alimentos recién comprados a un recipiente limpio y lavarse las manos con agua y jabón durante 20 segundos siguiendo el protocolo establecido después de desechar el envase original.

 

  • Nunca antes se había recomendado el uso de jabón para productos frescos, y nuestra recomendación continúa siendo utilizar agua. Aunque puede parecer inofensivo añadir un poco de jabón o detergente a los productos frescos para eliminar los patógenos, de los 232 jabones para lavarse las manos que figuran en la base de datos del Grupo del Trabajo Ambiental (EWG, por sus siglas en inglés) 58 obtuvieron una calificación reprobatoria. También se encontraron ingredientes tóxicos en los detergentes y algunos de ellos son los siguientes: Cocamide DEA, Hidantoína DMDM, Ethanolamine, Formaldehído, Borato de sodio, Ácido sulfúrico, Triclosan.

 

  • Lavar los productos frescos con cloro (lavandina) es otro método probablemente innecesario, ya que puede reaccionar con el material orgánico en los alimentos y crear subproductos de desinfección que son mucho más tóxicos que el cloro mismo. Los expertos aconsejan no usar cloro para limpiar cualquier alimento que vaya a consumir y explican que el agua tibia funciona adecuadamente con menos riesgos potenciales.

 

  • Los desinfectantes ácidos orgánicos no son tan eficaces para eliminar virus, aunque el vinagre y el ácido acético se han utilizado durante cientos de años como métodos de desinfección. Sin embargo, es importante considerar que estos solo funcionan contra organismos relativamente fáciles de eliminar como las pseudomonas.

 

  • No existe información actual que concluya que los ácidos orgánicos refuercen la capacidad para eliminar virus. No obstante, el vinagre de malta (preparado a base de grano de cebada malteada, que también se usa para hacer cerveza tipo ale; en una segunda fermentación que se convierte la cerveza tipo ale en vinagre) es un tipo de vinagre que parece ser efectivo para combatir los virus, pero aún no hay evidencia que lo confirme.

Si le preocupan las frutas y verduras, únicamente es necesario cocinarlas o lavarlas adecuadamente con agua tibia.

Miembros del Centers for Disease Control and Prevention (CDC) han informado que este virus se desnaturaliza (se descompone) fácilmente con agua tibia y calor.

coccion3

Entonces… ¿Qué prácticas debo seguir a la hora de consumir frutas y verduras?

  • Lave todas las frutas y verduras antes de prepararlas, incluso si la piel o la cáscara no se consumen. Esto evita que los patógenos se transfieran de la corteza o la piel al interior de la fruta o verdura cuando se corta.
  • Lave las frutas y verduras con agua limpia y corriente en un fregadero limpio. Las frutas y verduras frescas no deben remojarse en agua. No utilice detergentes, jabones o cloro para lavar los productos. Dichos productos pueden cambiar el sabor y ser tóxicos.
  • Si las frutas y verduras son duras (como las papas o los melones), frótelas con un cepillo. Para las frutas y verduras blandas (como los tomates), frótelos suavemente con las manos para aflojar la suciedad. También remueva las hojas exteriores como de la lechuga y el repollo antes de lavarlas. Para lavar frutas y verduras pequeñas (como las uvas y tomates cherry), colóquelas en un colador limpio y rocíelas en el fregadero. O bien, gire el producto mientras lo sostiene bajo el agua. Asegúrese de girar y agitar el colador mientras lava los productos.

A su vez, como se mencionó anteriormente, el calor elimina cualquier patógeno presente en los alimentos, mientras que recalentar la comida es una manera de minimizar el riesgo.

Investigaciones sobre el SARS-CoV-1 (el virus responsable del SARS) demostraron que el calor inactiva al virus a una temperatura superior a 65°C después de un periodo de tres minutos, mientras que la evidencia preliminar sugiere que el SARS-CoV-2 (responsable de COVID-19) es muy sensible al calor.

Resaltamos que es sumamente importante la limpieza y desinfección de los alimentos durante esta pandemia, así como hacerlo de manera habitual, y principalmente el consumo de frutas y verduras a fin de obtener numerosos nutrientes que estimulan nuestro sistema inmunológico y ayudan a combatir distintas infecciones y enfermedades.

 

 

Lopez-Alt.CDC-Administración de Alimentos y Medicamentos -USA

Francisco Diez-González-Centro de Seguridad Alimentaria de la Univ. de Georgia

CarrieAnn Arias-Naturipe Farms

Barbara Ingham, Univ. de Wisconsin-Madison

Talk CLEAN to Me- blog de expertos en desinfección química para prevenir infecciones