Novedades

09-04-2020

Ozonoterapia: probable tratamiento para la afección por coronavirus

foto

Ozonoterapia: probable tratamiento para la afección por coronavirus

C1a3

Qué es el ozono

El ozono es un gas incoloro cuyas moléculas están formadas por tres átomos de oxigeno(su fórmula es O3), en lugar de los dos de los que se compone la molécula de oxígeno (O2).

Este gas se descompone con facilidad, teniendo un carácter oxidante fuerte, por lo que se utiliza para desinfección terapéutica y en tratamiento de aguas.

Hoy en día está siendo fuertemente mencionada la Ozonoterapia.

La ozonoterapia en medicina es una realidad, y cada vez hay más profesionales haciendo uso del ozono médico como complemento terapéutico para diferentes enfermedades relacionadas con el estrés oxidativo, incluyendo el dolor crónico.

La ozonoterapia consiste en la aplicación de una mezcla de oxígeno médico con ozono; la mezcla se produce in situ para cada aplicación, y en ella nunca habrá más de un 5 % de ozono.

C1a2

En una entrevista que tuvo lugar el 23 de marzo del 2020, el Dr. Robert Rowen, quien ha practicado la ozonoterapia por más tiempo que cualquier otro médico en América del Norte, analiza cómo se puede incluir para prevenir y tratar la infección por COVID-19 y otras enfermedades virales.

Rowen contribuyó durante la epidemia de ebola en el 2014, tratando a los pacientes afectados y les enseñaron a los profesionales médicos sobre la terapia de ozono en África.

En la entrevista del pasado mes afirmó lo siguiente: "Decidí ir a África en el 2014 porque pensé que el ozono sería una terapia ideal con todo lo que sabía sobre el virus del Ébola, debido a la similitud de la capa viral del Ébola con el coronavirus, considero que será un buen tratamiento para el coronavirus"

Al igual que el Ébola, la estructura del coronavirus tiene regiones ricas en cisteína, incluyendo las proteínas de la espiga y la envoltura.

La cisteína es un aminoácido que transporta un residuo sulfhidrilo (R-S-H), también conocido como grupo 'tiol'.

La cisteína activa es esencial para la fusión del virus a la membrana de la célula a infectar y es muy vulnerable a la oxidación al disulfuro (R-S-S-R) u otros residuos, cuyos efectos paralizan la actividad bioquímica en las proteínas por alterar su estructura tridimensional.

Y así las enzimas pueden quedar inactivas cuando se oxidan los tioles reducidos. El ozono es capaz de oxidar los grupos SH al contacto.

Cómo actúa en el organismo el ozono

El oxígeno-ozono al entrar en contacto con el organismo produce cambios químicos terapéuticos, en la sangre reacciona con los ácidos grasos insaturados convirtiéndolos en ozónidos y luego en peróxidos.

El hierro de la sangre actúa como catalítico. Esta reacción hace que la hemoglobina libere oxígeno adicional en el torrente sanguíneo, que se puede comprobar por el leve aumento de la presión arterial y el descenso de la presión venosa. Por otro lado, el aumento de los peróxidos favorece la oxidación celular y fortalece el sistema inmunológico.

c1a1

Los ozónidos son oxidantes en sí mismos. Tienen una vida prolongada y ofrecen protección continua después de un solo tratamiento.

Estas moléculas son menos reactivas que el ozono, pero aún poseen un poder oxidante y funcionan como moléculas de señalización bioquímica que modulan el sistema inmunológico y pueden ayudar al cuerpo a inactivar los “tioles” presentes en el virus en la sangre y los tejidos, al crear un ambiente más “oxidado”.

El ozono también modula el sistema inmunológico. La tormenta de citoquinas que se relaciona con la infección grave de COVID-19 se debe a una reacción inmunológica mal regulada.

El ozono puede ayudar a equilibrar el sistema inmunológico, lo que permite combatir al invasor sin causar un daño excesivo en el proceso.

Rowen comparte en la entrevista: "El ozono parece ser un antiviral. A mi parecer, es un antiviral ideal, es un prooxidante y puede dañar el virus y desactivarlo por medio de la exposición.

Uno de mis objetivos es tratar de colocar al ozono como un tratamiento estándar. Se está enfrentando a muchos retos, porque si el ozono y las terapias oxidativas, incluyendo la vitamina C, el peróxido de hidrógeno o la radiación ultravital obtuvieran una mayor popularidad, se observaría un cambio en la medicina y realmente perjudicaría a las farmacéuticas.”

A su vez, el ozono es un método seguro y económico.

El ozono solo es tóxico para el epitelio pulmonar respiratorio, por lo que es necesario evitar respirarlo.

El generador de ozono es lo más costoso del procedimiento, pero al utilizarlo junto con el oxígeno comprimido, es posible tratar a un gran número de personas de manera económica.

Qué otros beneficios tiene el ozono?

 

Aumentar el 2,3-difosfoglicerato (2,3-DPG) en los glóbulos rojo, lo que hace que la hemoglobina libere una mayor cantidad de oxígeno.

Mejora la flexibilidad de los glóbulos rojos, al permitir que los glóbulos rojos se trasladen de mejor manera a través de los capilares.

Aumenta la diferencia de oxígeno venoso arterial, lo que mejora el consumo de oxígeno en el cuerpo.

Mejora la producción de ATP.

Incrementa el nivele antioxidante.

Modula el sistema inmunológico, al aumentar ciertas citoquinas que reducen la inflamación y disminuir ciertas citoquinas que aumentan la inflamación.

Disminuye el factor de necrosis tumoral (TNF-α), al reducir la letalidad de los insultos como el estrés o la infección.

Aumenta la producción de óxido nítrico, lo que mejora la circulación sanguínea.

 

 

“A Plausible 'Penny' Costing Effective Treatment for Corona Virus — Ozone Therapy",  Journal of Infectious Diseases and Epidemiology

Dr. Robert Rowen has been practicing medicine for more than three decades. He graduated Phi Beta Kappa from Johns Hopkins University before attending medical school at the University of California, San Francisco. Following medical school and residency, he attained Board certification in two fields: Family Practice and Emergency Medicine. Finding that pharmacological medicine could do more harm than good, Doctor Rowen made the leap to integrative medicine in the 1980’s. He practiced in Alaska from 1979 to 2001 before joining Dr. Su in Santa Rosa in 2001. 

Dr. Rowen has developed an international reputation for pioneering work in oxidation and other innovative medical treatments. He spearheaded Alaska’s first initiative to provide statutory protection for integrative medical treatments and was appointed to the Alaska State Medical Board. He is a frequent lecturer on oxidation, food and nutrition, the limitations of conventional Western medicine and other topics. Dr. Rowen uses YouTube and Facebook to provide public insight into his approach, often accompanied by commentary from his patients.

Dr. Rowen has received awards from the American College for Advancement of Medicine (ACAM), International Oxidation Medicine Association (IOMA), Society for Oxidative and Photonic Medicine (SOPMed), American Academy of Ozonotherapy (AAO), and other organizations for his work in oxidation medicine and advocacy for medical freedom. Dr. Rowen was awarded the Cancer Control Society’s Humanitarian Award in 2013.