Novedades

13-01-2020

Enfermedades Inflamatorias Intestinales

foto

Enfermedades Inflamatorias Intestinales

eiia

Nuestro aparato digestivo está constituido por un conjunto de órganos que van desde la boca al ano y su función es el digerir y absorber los nutrientes que comemos.

El proceso de digestión se inicia cuando llevamos el alimento a la boca y lo masticamos, lo tragamos y a través del esófago llega al estómago. Allí, con la ayuda de algunas enzimas y los movimientos que realiza este órgano se convierte en un semilíquido llamado quimo, que pasa al intestino delgado. En este mismo paso, la vesícula biliar y el páncreas derraman sus enzimas para la digestión final de los nutrientes.

En el intestino delgado se absorben la mayoría de los nutrientes y en el intestino grueso el agua. Con los desechos de todo el proceso se forma la materia fecal para luego ser eliminada.

Qué son las Enfermedades Inflamatorias Intestinales (EII)?

Son procesos inflamatorios del intestino delgado y grueso. Las EII son: la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa.

La enfermedad de Crohn (EC) afecta la parte final del intestino delgado (ileon), el intestino grueso (colon) así como otras partes del tubo digestivo, donde pueden intercalarse zonas sanas y zonas lesionadas.

La colitis ulcerosa (CU) sólo afecta el intestino grueso (colon, por ello se denomina colitis) extendiéndose desde su segmento más inferior (recto) y progresando hacia arriba, en longitud variable, en forma contínua (sin áreas sanas intercaladas).

La colitis indeterminada, una forma menos frecuente que combina características de las dos anteriores.

eiib

Síntomas

Ambas enfermedades pueden causar diarrea, dolor abdominal, sangrado rectal, necesidad imperiosa de defecar. También pueden producir fiebre, reducción del apetito y pérdida de peso.

Las lesiones

Tanto la Colitis Ulcerosa como la Enfermedad de Crohn, cuando se encuentran en un período de actividad pueden producir úlceras (zonas erosionadas).

Las úlceras pueden cicatrizar y reaparecer intermitentemente.

Ambas enfermedades lesionan la pared del tubo digestivo (más frecuentemente el intestino), pero en la Colitis Ulcerosa las úlceras se encuentran en el revestimiento interior del colon y recto. En la Enfermedad de Crohn comúnmente se ven involucradas todas las capas de la pared intestinal por lo cual pueden generarse una comunicación (fístula) entre dos porciones del tubo digestivo (en general del intestino) o entre el intestino y otros órganos (ej: piel del abdomen, mas raramente vejiga, etc.) En algunos pacientes con Enfermedad de Crohn pueden aparecer fisuras o fístulas (trayectos) alrededor de la región anal.

La inflamación y cicatrización pueden producir estrecheces (estenosis), más frecuentes en la Enfermedad de Crohn. Según el caso pueden ser reversibles con el tratamiento o requerir cirugía.

Qué tan frecuentes son las Enfermedades Inflamatorias Intestinales?

Aún se desconoce la frecuencia de estas enfermedades en Argentina, pero se cree que los casos nuevos están en aumento, como ha pasado en los países que se industrializan. En Estados Unidos, cada año a 10 de cada 100.000 personas se les diagnostica Colitis Ulcerosa, y a 16 de 100.000, Enfermedad de Crohn.

En general se presentan por primera vez entre los 15 y los 35 años, aunque se ha descripto un segundo período en que la frecuencia de aparición está aumentada (50 a 55 años).

Por qué se producen las Enfermedades Inflamatorias Intestinales?

Las EII aparecen cuando, sin que pueda detectarse una causa específica, diversas células del sistema inmune, que normalmente se ocupan de la defensa de nuestro cuerpo frente a microorganismos aparecen en el tubo digestivo, liberando sustancias que inflaman y dañan los tejidos, principalmente del intestino delgado e intestino grueso (colon).

Es lo mismo hablar de las Enfermedades Inflamatorias Intestinales que la “inflamación de los intestinos”?

No. Es importante diferenciar entre la Enfermedad Inflamatoria Intestinal y lo que en el lenguaje popular se conoce con el nombre de “inflamación del intestino”. En la EII hay lesiones orgánicas, ulceraciones, posibilidad de estrecheces etc.; mientras que en el segundo caso se trata de un problema funcional (sin lesiones demostrables), con síntomas como distensión abdominal y gases, a veces influidos por la dieta.

Los síntomas de las Enfermedades Inflamatorias Intestinales son los mismos en todos los pacientes?

No. Las EII son muy heterogéneas (o sea muy diferentes entre pacientes). Hay casos que siempre tendrán enfermedad leve, con respuesta rápida y duradera a tratamientos que se indican masivamente; otros pueden tener lesiones y síntomas más importantes que requieren asociaciones de medicamentos y/o fármacos potentes. Los segmentos del tubo digestivo afectados varían según el tipo de enfermedad y entre distintos pacientes.

Las EII presentan períodos en que la lesiones y los síntomas se activan y otros momentos en que entran en remisión (inactividad) en general por el uso de la medicación, cicatrizando las lesiones. Pero lo habitual es que se reactiven periódicamente, ya que son enfermedades crónicas.

Cómo se diagnostican las EII

Además de una historia médica completa y un examen físico, los pacientes deben ser sometidos a estudios endoscópicos (principalmente videocolonoscopía) con equipos que introducidos en el intestino captan imágenes de las lesiones y las envían a una computadora externa que las procesa. Además, se toman muestras de tejido (biopsias), que se examinan al microscopio.

Adicionalmente puede requerirse el estudio del intestino delgado, mediante radiografía, tomografía, resonancia, el examen del ileon durante la colonoscopía.

Los análisis de sangre (de rutina, anticuerpos ANCA y ASCA) y otros de materia fecal pueden ayudar en el diagnóstico.

Qué medicamentos son usados para tratar estas enfermedades?

Pese a la intensiva investigación sobre las causas y los tratamientos, estas enfermedades aún no se curan, pero hay medicamentos capaces de cambiar la calidad de vida, disminuyendo posibles complicaciones. Uno de ellos, aplicable en actividad y remisión es la mesalazina. Como estas enfermedades son muy heterogéneas, hay variaciones individuales en las indicaciones y dosis de los medicamentos según el tipo de enfermedad, la localización y la actividad en diferentes momentos.

El tratamiento es de por vida?

El tratamiento es crónico y no debe suspenderse (al igual que los controles), ya que se ha encontrado que interrumpirlo acelera las recaídas.

Conceptos para recordar

Avise a los médicos que lo atiendan por otra causa que tiene EII

No se automedique .Consulte a su especialista