Novedades

19-02-2019

Prevención de Hantavirus en viajeros

foto

Prevención de Hantavirus en viajeros

hv1

Sociedad Latinoamericana de Medicina del Viajero 

Medidas recomendadas por los expertos para minimizar el riesgo de infección 

Los virus del género hantavirus pertenecen a la familia Bunyaviridae, y el nombre proviene del río Hantaan, en el sur de Corea, cerca del cual se aisló originalmente el virus.

Los hantavirus se distribuyen por todo el mundo y causan dos enfermedades humanas: la fiebre hemorrágica con síndrome renal en Europa y Asia, y el síndrome pulmonar por hantavirus en el continente americano.

Tienen su reservorio natural en los roedores; generalmente una única especie de roedor mantiene un solo género de virus en la naturaleza.

Los seres humanos adquieren la infección principalmente mediante la inhalación de aerosoles originados a partir de las excretas de los roedores infectados, pero también a través de la mordedura de un roedor, por contacto directo de piel lesionada con excretas de roedores o por transmisión interhumana (sólo comprobada hasta ahora para la variante Andes).

La aparición de estas enfermedades se relaciona con la densidad de roedores en una región, que depende de la ecología y biología de estos animales como así también de factores ambientales y actividades humanas.

hv4

¿Cuál es el riesgo para los viajeros por turismo?

La mayoría de los viajeros no tienen mayor riesgo de contraer la infección por hantavirus. Sin embargo, quienes visitan zonas rurales y áreas agrestes y aquellos que acampan, practican senderismo u otras actividades al aire libre, pueden exponerse a aerosoles de la orina, saliva o excrementos de roedores infectados. También pueden infectarse al tocarse la boca o la nariz después de haber manipulado materiales contaminados, o inclusive ser mordidos por un roedor.

Para minimizar el riesgo de infección por hantavirus es conveniente tomar las siguientes medidas de prevención:

  • Evitar tocar roedores vivos o muertos. No molestar a los roedores en sus cuevas.
     
  • Evitar dormir cerca de depósitos o áreas utilizadas para la acumulación de leña o basurales ya que los mismos suelen ser frecuentadas por roedores.
     
  • Evitar dormir directamente sobre el suelo. Usar una carpa o tienda con piso y dormir sobre aislante o colchón inflable.
     
  • Abrir y ventilar los refugios abandonados o sin usar, antes de ocuparlos. Dejar ventilar por lo menos durante una hora antes de ingresar, al hacerlo usar barbijo e inspeccionar los ambientes en busca de roedores.
     
  • Para la limpieza de cabañas o refugios que permanecieron cerrados, utilizar trapo húmedo para suelos, paredes o superficies. Evitar que se eleve polvo, ya que podría vehiculizar el virus. Para realizar dichas tareas es conveniente colocarse una máscara y utilizar guantes.
     
  • No usar cabañas si se encuentran signos de infestación de roedores, tales como excrementos o nidos.
     
  • Almacenar los alimentos en recipientes a prueba de roedores y desechar, enterrar o quemar rápidamente toda la basura de acuerdo con las regulaciones del campamento. En caso de existir bodega de alimentos, la construcción debe impedir el ingreso de roedores. El agua para bebida, higiene bucal, cocina y lavado de platos debe provenir de una fuente de agua potable o, en su defecto, deberá ser desinfectada por ebullición o por la aplicación de cloro o yodo.
     
  • Evitar dejar alimento de animales o comida en platos o recipientes.
     
  • Respetar el cuidado del medioambiente evitando arrojar restos de alimentos u otro tipo de basura. Siempre utilizar recipientes con tapa para desechar residuos a fin de evitar el acceso de los roedores.

hv5

Viajeros por trabajo a áreas de riesgo 

En el ambiente rural es imposible eliminar o controlar la población de roedores, por lo cual es importante evitar que estos ingresen a las viviendas cerrando grietas y orificios y colocando redes metálicas en los desagües.

Los campamentos de trabajo, como así también los recreacionales, no deben instalarse en lugares en los que se encuentren evidencias de la existencia masiva de roedores, como la presencia de heces, roedores muertos o madrigueras. Los lugares cercanos a acumulación de escombros, basuras, paja o maderas no son aptos para la instalación de campamentos.

Además tener en cuenta estas medidas de prevención:

  • Realizar una buena ventilación de los lugares cerrados antes de ingresar y limpiar con trapo húmedo, no barrer para evitar la formación de aerosoles. Utilizar una parte de lavandina cada nueve partes de agua para limpiar pisos, paredes y otras superficies, dejar actuar 30 minutos y luego enjuagar.
     
  • Utilizar mascarillas y guantes al realizar tareas rurales como desmalezamiento, limpieza, trabajos en el suelo, recolección de vegetales o maderas y cualquier otro trabajo que implique contacto con el medioambiente donde viven los roedores.
     
  • Antes de quitarse los guantes, lavarse las manos con agua y jabón o rociar con una solución de desinfectante o lavandina en los guantes.
     
  • Lavarse las manos con jabón y agua tibia después de quitarse los guantes.
     
  • Si se encuentra un roedor muerto no tocarlo. Rociarlo con lavandina junto con todo lo que haya podido estar en contacto con el animal y esperar un mínimo de 30 minutos. Una vez desinfectado, colocar todo en doble bolsa plástica y posteriormente enterrar o incinerar. Avisar a las autoridades sanitarias del lugar.
     
  • Si se observa algún ratón o excrementos en sábanas, toallas o ropa en general, lavar con agua caliente y detergente para ropa.

Quienes hayan viajado a áreas rurales o agrestes (bosques, vegetación abundante, pastizales) y entre 7 y 45 días posteriores al regreso presenten fiebre, dolores musculares, decaimiento, dolor abdominal o tos, deben consultar inmediatamente al médico e informar sobre el viaje y el potencial riesgo de contacto con roedores.

 

Bibliografía

  • Watson DC1, Sargianou M, Papa A, Chra P, Starakis I, Panos G. Epidemiology of Hantavirus infections in humans: a comprehensive, global overview. Crit Rev Microbiol. 2014 Aug;40(3):261-72.
  • Macneil A, Nichol ST, Spiropoulou CF. Hantavirus pulmonary syndrome. Virus Res. 2011 Dec;162(1-2):138-47.
  • Facts About Hantaviruses What You Need to Know to Prevent the Disease Hantavirus Pulmonary Syndrome (HPS).https://www.cdc.gov/hantavirus/pdf/hps_brochure.pdf(último acceso 31 de enero de 2019)
  • Pavletic B., Carlos. Hantavirus: Medidas de prevención y manejo ambiental. Rev. Chil. Infectol. . 2000, vol.17, n.3 17(3), 270-275

 

Susana Lloveras, Tomas Orduna, Sergio Verbanaz, Cristian Biscayart y Alejandro Lepetic SLAMVI

hv2