Novedades

21-07-2017

El robot no servirá sin el 'expertise' del empleado

foto

El robot no servirá sin el 'expertise' del empleado

robot1 

La automatización crece pero los expertos creen que será inútil sin una fuerza laboral preparada para trabajar con máquinas

 

«La robótica de las películas es ciencia ficción. El robot bípedo, humanoide y con baterías infinitas que haga el trabajo no existe».

 

Con este discurso el asesor del CEO y responsable de Desarrollo de Negocio de GMV, Juan Carlos Llorente, quiso arrojar luz en torno al debate de la destrucción del empleo, que muchos auguran que va a suponer la robotización de la industria, en la última sesión del programa de Inmersión Digital Empresarial de La Digitalizadora by Innsomnia, patrocinado por Bankia Accenture.

 

«La robotización no quita empleos», defendió en la misma línea Ángel Morales, Artificial Intelligence Iberia Lead de Accenture, que aseguró que en su compañía llevan tres años digitalizando sus propios procesos y los puestos de trabajo han seguido aumentando porque «la automatización permite dedicar más tiempo a las tareas de mayor valor añadido».

 

Y esto no es una cuestión de voluntad, sino de necesidad.

 

«El robot es un sistema que requiere de un entorno de trabajo. Los ingenieros saben hacer robots, pero los robots por sí solos no saben hacer trabajos.

 

Para hacer zapatos, por ejemplo, el robot necesita el expertise de los trabajadores que los hacen ahora y no del matemático o físico que lo ha diseñado».

 robot2

Llorente fue más allá y para convencer a los incrédulos de la automatización aseguró que los bots pueden ser en sí mismos una oportunidad de negocio. 

 

«El robot según sale de la caja no vale para nada», dijo el experto de GMV, porque hay que insertarlos en procesos para que realicen sus funciones y muchos clientes son capaces de generar su propio sistema robot, patentarlo y venderlo, por lo que, aseguró, «muchas empresas están creando propiedad industrial a base de poner soluciones a sus problemas».

 

Una vez conocidas las bondades de la robótica, ¿qué pasos hay que seguir para implementarla en una compañía?

 

«Lo más común es empezar por la digitalización de los procesos, del software, antes de llegar a la logística», explicó Miguel Moreno, project manager de la start up especializada Robotnik.

 

Y para ello, según indicó el responsable de Inteligencia Artificial de Accenture, hay que entender cuáles son los procesos ineficientes de una compañía y los datos de los que disponemos.

 

Después, las empresas «deben mirar más allá de los costes para apostar por un cambio total de cultura interna y de negocio», y finalmente asumir que la apuesta es por la innovación en general, por probar distintas soluciones, y no por una sola tecnología.

 

En este marco, la posición de España en la robotización es positiva, según los expertos.

 

De hecho, para Accenture, España es el tercer mercado en esta materia, sólo por detrás de Estados Unidos y Reino Unido.

 

Y lo es por dos ventajas diferenciales básicas: el idioma y la experiencia. Según Morales, la existencia de grandes compañías internacionales en sectores como las telecomunicaciones o el mundo financiero ha convertido a España en un hub de exportación de conocimiento tecnológico a toda América Latina.

robot3 

En cuanto a los sectores con mayor implantación, frente a los más consolidados como la seguridad, la defensa o la robótica industrial; las finanzas, las empresas de telecomunicaciones y las grandes empresas de utilities son las nuevas puntas de lanza.

 

«La crisis y la búsqueda de eficiencia en costes y reestructuraciones les están obligando a interiorizar estos procesos de forma rápida», aseguró el experto de Accenture.

 

Sin embargo, la gran consolidación de la robótica llegará con su aplicación en el mundo de la medicina, auguró.

 

«Será el paso definitivo para que se vea la automatización, no sólo como una solución de canal de venta, sino como una herramienta poderosísima para facilitar y mejorar cualquier ámbito de trabajo».