Novedades

31-03-2017

Día internacional de la prevención del cáncer colorrectal

foto

Cáncer colorrectal, el más prevenible, el segundo más frecuente

 

 

El Instituto Nacional del Cáncer, recomienda la realización de un test de sangre oculta en materia fecal para los adultos mayores 50 años para alcanzar un diagnóstico temprano, ya que más del 90% de los casos se pueden curar si el cáncer de colon se detecta a tiempo.

Más del 80 % de los cánceres colorrectales se forman a lo largo de años a partir de lesiones premalignas llamadas pólipos intestinales (adenomas) y tumores pequeños, por ende las medidas de prevención van destinadas a detectarlos a tiempo. En la provincia de Buenos Aires se registran más de 3300 muertes por año según datos de la Dirección de Estadísticas e Información de Salud.

Según el Instituto Nacional del Cáncer (INC), en Argentina el cáncer colorrectal es el segundo tipo de cáncer más frecuente (11,8% de los casos), después del de mama (16,8%), y el segundo más mortal: en 2014 causó más de 7 mil fallecimientos. Como es uno de los tumores que más se pueden prevenir, la realización de controles médicos es imprescindible después de los 50 años.

El cáncer colorrectal o de colon comienza por lo general con pólipos (adenomas) en la pared intestinal que se pueden extirpar antes de que se conviertan en cáncer. Muchas veces no presenta síntomas. Si no se detecta, puede Área de Comunicación
avanzar y diseminarse hacia ganglios linfáticos u órganos como el hígado o el pulmón, lo que se conoce como cáncer colorrectal metastásico (CCRm).

 

La Dra. María Cecilia Calzona, Jefa de servicio del servicio de Gastroenterología del Hospital Interzonal General de Agudos Prof. Dr. Rodolfo Rossi, detalló que la edad promedio de aparición de la enfermedad es a partir los 60 años en la población general con riesgo promedio por eso es importante la prevención realizarla 10 años antes para la detección de pólipos adenomatosos o lesiones planas pequeñas que se pueden tratar y curar por endoscopía con una sobrevida a los 5 años mayor al 90%. Las personas que tienen un riesgo promedio de la población general , entre los 50 y 75 años, sin antecedentes personales o familiares de cáncer colorrectal o sin síntomas de anemia, sangrado rectal, cambios en los movimientos intestinales o pérdida de peso injustificada pueden optar por el test de sangre oculta en materia fecal inmunoquímico, previa consulta con su médico.

 

Factores de riesgo

Entre los factores de riesgo, está en primer lugar los antecedentes familiares, aunque también hay prevalencia de casos que no tienen relación. El estilo de vida es sin duda otro agente detonante: el alcohol en exceso, la mala alimentación y tabaquismo son hábitos que los especialistas emparentan con las enfermedades gastrointestinales.

Mientras que, la incorporación de otras rutinas tales como caminar al menos 20 minutos diarios y acostumbrarse a consumir frutas y verduras todos los días, son los aliados para prevenirlas.

En este sentido, Calzona detalló que Hay factores medioambientales que disminuyen el riesgo como una dieta rica en fibras y baja en grasas, la actividad física, mantener el peso corporal ya que las personas con diabetes o obesas tienen un mayor riesgo general a tener cánceres no sólo de colon.