Novedades

18-01-2017

La Sociedad de Cardiología advierte de la importancia de la actividad física de los jóvenes.

foto

La Sociedad de Cardiología advierte a los padres de la importancia de que sus hijos hagan deporte con regularidad

 deporte1

Según una encuesta realizada en el marco de esta iniciativa, el 85% de los niños entre 5 y 17 años no realiza la hora diaria mínima de ejercicio físico recomendada por la Organización Mundial de la Salud.

Según una encuesta realizada en el marco de la campaña, el 85% de los niños entre 5 y 17 años no realiza la hora diaria mínima de ejercicio físico recomendada por la OMS.

 

La Sociedad Española de Cardiología ha lanzado un vídeo para concienciar a los padres de la importancia de que los hijos realicen algún tipo de actividad física.

deporte2 

La iniciativa se enmarca en la campaña 'Children in the city', promovida por la Fundación Española del Corazón (FEC), la World Heart Federation (WHF) y la Union Of European Football Associations (UEFA).

 

Según ha encuesta realizada en el marco de dicha iniciativa, el 85% de los niños entre 5 y 17 años no realiza la hora diaria mínima de ejercicio físico recomendada por la Organización Mundial de la Salud.

 

Tal como recuerda la SEC, la inactividad física es la causante del 6% de las defunciones globales, y el sedentarismo está considerado uno de los principales factores de riesgo cardiovascular, una enfermedad por la que fallecen al año en España más de 117.000 personas.

 deporte3

El 80% de estas patologías se puede prevenir adoptando hábitos saludables, como el ejercicio físico practicado de manera regular.

 

A este respecto, el presidente de la SEC, Carlos Macaya, ha señalado: "Dedicar un tiempo para realizar actividad física en familia es la vía más constructiva para lograr que los niños huyan de la tendencia sedentaria, ya que ven un ejemplo en su propia casa y adquieren este buen hábito desde la infancia para mantenerlo de por vida.

deporte4 

De hecho, según un estudio publicado el año pasado en Circulation, las conductas saludables en la primera etapa de la vida pueden mejorar hasta un 35 por ciento la salud cardiovascular en la edad adulta".