Información para

Novedades

foto

Nuevas evidencias vinculan bacterias intestinales con demencia

Nuevas evidencias vinculan bacterias intestinales con demencia

El agotamiento de determinadas bacterias intestinales y un incremento de otras conllevan un aumento en el riesgo de demencia, señala un nuevo estudio.[1,2]

"Aunque nuestro estudio tiene numerosas limitaciones, los resultados indican que el microbioma intestinal podría ser un nuevo objetivo para el tratamiento de la demencia", señalo el  Dr. Naoki Saji, Ph. D., vicedirector del Centro para Tratamiento Exhaustivo e Investigación sobre Trastornos de la Memoria en el Centro Nacional de Geriatría y Gerontología, en Aichi, Japón.

Los médicos deben instar a los pacientes a que "cuiden su intestino", señalo el Dr. Saji.

El microbioma intestinal designa los microorganismos que viven en el tubo digestivo; hay cerca de mil diferentes especies de bacterias, que comprenden billones de células.

La investigación reciente ha correlacionado determinados cambios en las bacterias intestinales con trastornos inflamatorios y autoinmunitarios, y estudios han demostrado que cambios en la dieta pueden modificar las bacterias intestinales.

foto

Infecciones Congenitas Neonatales. Descartar Herpes Simple y Citomegalovirus

Diagnostico de Infecciones Congenitas Neonatales.

Importancia de descartar Herpes Simple y Citomegalovirus.

A la fecha, la incidencia del herpes simple y el citomegalovirus sigue presentando altas tasas de mortalidad y efectos secundarios en los recién nacidos; y debido a que las manifestaciones clínicas de ambas enfermedades son poco consistentes, se vuelven difíciles de diagnosticar y muchas veces se detectan de forma tardía.(1)

La frecuencia del herpes simple y el citomegalovirus varía de región a región; de hecho, hasta hace muy poco se desconocía la epidemiología del herpes simple congénito, y gracias a una modelación matemática se logró estimar que lo padecen cerca de 20 de cada 100.000 recién nacidos con más de 3.000 casos anuales en Latinoamérica a una alta tasa de mortalidad.[2]

Por su parte, el citomegalovirus es la infección congénita más común con mayor seroprevalencia en países en vías de desarrollo (1 de 25 a 100 recién nacidos), que en países industrializados (1 de 100 a 150 recién nacidos).

Aunque a primera vista el número de afectados es similar al de otras enfermedades virales congénitas, como la meningitis bacteriana, que provoca de 2.000 a 20.000 muertes con un total de 20.000 a 200.000 casos en los países afectados, el herpes simple y el citomegalovirus no son igualmente tomados en cuenta en los exámenes médicos que se hacen cuando los bebés comienzan a expresar alguno de los síntomas.[3]


Galería | Cuadros Octubre 2018